Diario de Ginebra

Un salto de agua, una silla rota, las Naciones Unidas, la Cruz Roja, la tumba de Borges. Entre los 444,444 habitantes de la ciudad más internacional, limpia y puntual del mundo, habita un recién llegado, hambriento y presuroso de alcanzar el tranvía para tropezarse en plena rue de Laussane, cargado de esperanzas, impermeables y una hosca laptop. Este es un testimonio periódico de su estancia a orillas del lago Leman mientras delira entre quesos, relojes, chocolates, restaurantes kebab y pickpockets de la gare de Cornavin. La cotidianeidad de Ginebra, sus lerdos y felices lugareños, el déficit de alojamiento y la ausencia del pan francés: el autor les regala con desinterés la llave del diario.

Caíste, Faverón febrero 11, 2008

Filed under: Uncategorized — gallardocarlos @ 12:43 pm
Tags: , ,

vaca.jpg

Conversando (vía Messenger) con mi amigo Jesús Hidalgo sobre cómo sorprender a los lectores habituales del blog con alguna broma por mi cumpleaños, me sugirió “confesar” que administraba la polémica y vapuleada página Puertoelhueco. Meditándolo durante algunos días, una apetitosa idea, aún más fascinante y provocadora, irrumpió en mi mente: “desenmascarar” a la misteriosa Vaca Profana, reseñista de Terra Perú, asumiendo su personalidad. El contexto y los antecedentes otorgaban verosimilitud a tamaña travesura: durante cierto tiempo, circularon rumores sindicándome como perpetrador de ignominiosas reseñas contra figuras mayores del canon literario reciente escudándome tras esta figura seudónima. Sin embargo, mi propósito más pretencioso (ignoro si llegó a cumplirse como deseaba) era provocar la reacciones de quienes ingenua o maliciosamente creían en semejantes patrañas y se encargaban de difundirlas a través de la blogósfera. Sin ocultar cierta inofensiva perversidad, apenas buscaba reírme con las nefastas consecuencias de aceptar a pie juntillas la información que se distribuye a través de internet y basarse en ellas para hacer escarnio de personas no involucradas en el asunto. Me refiero en concreto a Gustavo Faverón quien, sin contar con pruebas que certifiquen sus aserciones (además de mi ficticia “confesión”), inmiscuye de inmediato a Alexis Iparraguirre en un hipotético juego de elogios conmigo a través de la Vaca leyendo sus reseñas de manera tendenciosa y, como podemos ahora comprobarlo, irreal, nacida de la neurosis y los delirios de persecución de su autor, como si poblara sus demenciales pesadillas, sus arrebatos de intelectual incuestionable. Alexis podría acusarlo con tranquilidad por difamación, pero dudo que practique el amedrentamiento legal siquiera para replicar a sus contendores.

No espero una disculpa de Faverón, su orgullo se lo impediría. Sin embargo, reclamo que restituya la honorabilidad de las personas que insultó amparándose groseramente en mi post por medio de endebles argumentos que inducen a sospechar que estos individuos participaron de acciones fraudulentas. La debilidad de sus premisas manifiesta cuánto esperaba la confirmación de sus falsas intuiciones para poder insultar a diestra y siniestra. Porque su destemplada y ahora patética reacción a esta tomadura de pelo (lo admito, quería “vengarme” al sentirme burlado como muchos cuando Faverón, Salas y Rendón tramaron su inocentada en el Gran Combo Club) demuestra la paranoia de tenerme en constante vigilancia, cual supervisor de la moral y las buenas costumbres, incluso cuando me he alejado de las vanas disputas literarias locales, habiendo optado por comenzar un nuevo proyecto de vida donde la literatura ocupará su verdadero sitial, desintoxicándome del saturado medio cultural peruano donde abunda la malevolencia y el desprecio.

Qué lástima por quienes se apresuraron a secundarte, pero ¡caíste, Faverón!

Anuncios
 

4 Responses to “Caíste, Faverón”

  1. troll Says:

    lo más simpático es que, para que cayera, bastó un post “más bien huachafoso”

  2. Alexis Iparraguirre Says:

    Carlos:

    Aprovecho tu tribuna por última vez, para dirigirme al doctor Gustavo Faverón Patriau.

    Estimado Gustavo:

    Has afirmado lo siguiente:

    “Que quede clara una cosa: no se trata simplemente de un autor A echándole flores a un autor B por pura amistad. No. Se trata de dos autores, A y B (o quizás más), que inventan la existencia de un tercero, lo hacen pasar por crítico literario, le consiguen un espacio en un medio masivo, le inventan un prestigio, y luego utilizan todo eso para decir que A o B o ambos son grandes escritores, escritores “brillantes”, lo mejor de su generación. Y lo hacen en una página comercial, utilizando ilegítimamente las obras ajenas y burlándose del esfuerzo de escritores, editoriales y distribuidores con el único fin de favorecer sus pequeños intereses personales.

    Es decir, no es una argolla más, sino toda una operación fraudulenta”.

    Ese enunciado se refiere a mi ya sea como A o B, dentro de los márgenes de referencia de tu texto. Al respecto quiero señalar el orden legal vigente:

    CODIGO PENAL
    (…)

    CAPITULO UNICO
    INJURIA, CALUMNIA Y DIFAMACION

    Artículo 130.- Injuria
    El que ofende o ultraja a una persona con palabras, gestos o vías de hecho, será reprimido con prestación de servicio comunitario de diez a cuarenta jornadas o con sesenta a noventa días-multa.

    Artículo 131.- Calumnia
    El que atribuye falsamente a otro un delito, será reprimido con noventa a ciento veinte días-multa.

    Artículo 132.- Difamación
    El que, ante varias personas, reunidas o separadas, pero de manera que pueda difundirse la noticia, atribuye a una persona, un hecho, una cualidad o una conducta que pueda perjudicar su honor o reputación, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a ciento veinte días-multa.

    Si la difamación se refiere al hecho previsto en el artículo 131, la pena será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de dos años y con noventa a ciento veinte días-multa.

    Si el delito se comete por medio del libro, la prensa u otro medio de comunicación social, la pena será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años y de ciento veinte a trescientos sesenticinco días-multa.

    Dado lo anterior te pido pruebes que participo de una organización fraudulenta como la que señalas. De carecer de pruebas, te exijo que te retractes. En caso de que no lo hagas, tomaré las medidas legales del caso.

    Espero tu respuesta a la brevedad,

    Alexis Iparraguirre Castro
    DNI 08157171

  3. gallardocarlos Says:

    Para conocimiento público de quienes lean esta bitácora, debo informar que he restringido la publicación de los comments de contenido obsceno o insultante no porque pretenda limitar la libertad de expresión de quienes desean opinar en este blog, sino por motivos que emanan del origen y finalidad de esta página.

    Los únicos comments publicados bajo este post han sido aquellos donde no encontré indicios de insulto ni alusiones groseras. A diferencia de mis blogs anteriores (Malas palabras y Ajos y cebollas), Diario de Ginebra no aspiraba a alcanzar sino a un público bastante estrecho de amigos y familiares, además de quienes, expresando con entero respeto sus opiniones, desearan hacerse amigos del Diario colaborando con sus comentarios. En lugar de la polémica pública, se buscaba promover un diálogo más íntimo y, por ello, más limpio de interferencias, sean spam o fracturas en la convivencia.

    Si dada la ocasión, abriera otro blog como los antes citados, no dudaría en volver a emplear la caja de comentarios como tribuna abierta a todo tipo de opiniones, incluso las más repulsivas, sin embargo, he preferido mantener este espacio ajeno a esas discusiones.

  4. Alexis Iparraguirre Says:

    Estimado Carlos:

    Una vez más aprovecho de tu gentileza, ahora para cerrar lo concerniente al reclamo que, en legìtma defensa, efectué por injuria, calumnia y difamación al doctor Gustavo Faverón Patriau.

    Estimado Gustavo:

    Por medio de esta bitácora expreso que me doy por satisfecho con tu rectificación.

    Alexis Iparraguirre
    DNI 08157171


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s